Qué decir en una entrevista de trabajo Consejos y Tips

Entre las distintas fases de selección de personal, una de las que mayor nerviosismo genera es la de la entrevista. Debido a que tendrás que enfrentarte al agente de selección de personal quien indagará sobre ti, para comprobar si eres o no el candidato ideal. Por esta razón, es importante saber qué decir en una entrevista de trabajo.

Principalmente, para evitar cometer errores o aportar información irrelevante a causa de los nervios o incertidumbre. Por este motivo, te invito a que reflexiones sobre algunas de las recomendaciones asociadas con lo que es y no es conveniente hablar durante este encuentro.

Como hacer una hoja de vida de manera correcta 

Cosas que puedes decir en una entrevista de trabajo

Es muy probable que en este momento ya hayas tomado algunas acciones para sobresalir y causar una buena impresión durante la entrevista. Por ejemplo, haber realizado una investigación previa sobre la empresa, escoger un atuendo profesional y acorde al lugar, entre otros.

Sin embargo, hay un área que te genera una sensación de inquietud y tiene que ver con la conversación. Es decir, de qué debería hablar y qué me debería reservar para evitar causar una impresión equivocada.

Primeramente, debes tener presente que la entrevista laboral será tu oportunidad de convencer al entrevistador de que eres la persona indicada. Por lo cual, es importante que converses sobre tus valores, actitudes e intereses, al igual que tu formación y experiencia.

A continuación, te presentaré algunas sugerencias:

Resalta tus competencias y habilidades en la entrevista de trabajo

Es muy probable que en algún momento de la conversación surja la invitación “háblame de ti”. Lo cual representa la oportunidad de destacar todas las habilidades, competencia, fortalezas, objetivos y prioridades que tienes, que podrían favorecer a la empresa.

Es conveniente decir en una entrevista de trabajo, todo aquello que no se encuentra en la hoja de vida pero que forma parte de ti. Debido a que será una manera de comunicar al empleador que te conoces a ti mismo. Entonces, más que hablar sobre cargos, funciones y tareas, concéntrate en resaltar tu compañerismo, la disposición para trabajar y aprender.

Habla sobre tus motivaciones y expectativas

Otro de los temas que es válido resaltar tiene que ver con tus objetivos profesionales y lo que te motiva a trabajar en la empresa. Así como, hablar sobre el área en la que te gustaría especializarte. Coméntale tu deseo de aplicar todo lo que has aprendido para mejorar los procesos de su empresa.

Destaca tu habilidad para resolver conflictos

Una de las competencias más buscadas en la actualidad en los empleados, tiene que ver con el manejo y resolución de problemas. Por lo tanto, debes acudir preparado a la entrevista para dar respuesta a la pregunta ¿cómo manejas los conflictos laborales?

En este caso puedes hablar sobre las fortalezas que te han ayudado a resolver problemas en tus trabajos anteriores y plantear un ejemplo real. En este sentido, es fundamental que te bases en tu propia experiencia de manera honesta.

Enfatiza los beneficios que obtendría la empresa al contratarte

Analiza a la compañía con objetividad e identifica las cualidades que tienes y que la beneficiarían con tu contratación. En otras palabras, reconoce qué podrías aportarle considerando aquellos aspectos claves de la compañía.

Lejos de demostrarte como una persona perfecta, comunica tu intención de dar lo mejor de ti para el éxito de los objetivos organizacionales. Especialmente, porque tus valores van en sincronía con los de la empresa y sabes trabajar en equipo.

Realza tu capacidad para adaptarte a los cambios

Otra de las cosas que puedes decir en una entrevista de trabajo tiene que ver con tu habilidad para adaptarte a los cambios. Éste es un aspecto muy valorado por la empresa, debido a que el ambiente laboral es muy cambiante y los avances surgen cada día.

Expresa gratitud durante la entrevista de trabajo

Es recomendable hacerlo desde comienzo por haberte seleccionado para la entrevista, como al final, por haberse tomado el tiempo para escucharte. En ocasiones, se olvida “dar las gracias” o se da por sentado de que la otra persona sabe que estas agradecido. Evita actuar basándote en suposiciones y agradece.

Cosas que no deberías mencionar en una entrevista de trabajo

Es posible que por querer impresionar al agente de selección o demostrar tu carácter y posición frente algunos aspectos, uses frases equivocadas. Recuerda que el entrevistador no te conoce y lo que digas o hagas contribuirá con la construcción de una imagen sobre ti, la cual puede ser acertada o errada.

Considerando lo anterior, es conveniente que tengas cuidado con:

Expresarte negativamente de tu trabajo anterior o compañeros de labores

Durante la entrevista bajo ninguna circunstancia debes expresar frases negativas sobre tus experiencias anteriores. Principalmente, porque puedes ser considerado una persona conflictiva, desleal o  poco agradecida.

Por consiguiente, si te preguntan sobre tus razones para cambiar de trabajo, de haber renunciado o sido despedido, utiliza la imparcialidad. Por ejemplo, comenta que tus objetivos profesionales cambiaron, que el trabajo era incompatible con tu familia o querías nuevas experiencias.

Utilizar mentiras para quedar bien con el entrevistador

Desde el momento en el que te propones elaborar tu hoja de vida, es posible que te sientas tentado a recurrir a las mentiras. Especialmente, para hacerla parecer más interesante o profesional. Lo mismo puede ocurrir con la entrevista, pensando en que el entrevistador no te conoce realmente.

Sin embargo, las mentiras tarde o temprano se descubren de la forma menos inesperada. Además, si se trata de competencias o conocimientos pueden ser fácilmente comprobados a través de una evaluación. Por lo tanto, evita decir en una entrevista de trabajo mentiras para quedar bien.

Transformar los puntos débiles en fortalezas

Si durante la conversación te piden que menciones tus puntos débiles, habla sobre aquellos que se relacionarían directamente con el puesto de trabajo sin temor. Es preferible que seas auténtico y reconozcas que no eres perfecto, a que intentes disfrazar tus debilidades. Esto podría transmitir que no te conoces realmente o que no toleras hablar del asunto.

Finalmente, cuando escuches ¿tienes alguna pregunta?, di que sí, aunque lo tengas todo claro. Puedes hacer cualquier pregunta para confirmar que hayas comprendido correctamente, de esta manera demostrarás interés. Mientras que si dices lo contrario denotará falta de entusiasmo por el puesto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *